Arte para vivir. Arte para regalar.

28 de noviembre de 2021

Ahora que ha pasado el "Black Friday" voy a escribir algo a cerca de lo que significa para mí poner el precio a mis obras, a mis diseños, a mi creatividad y a mi tiempo. Es un tema realmente difícil y merece una reflexión propia, ya que no todo el mundo valora el trabajo del artista como un trabajo, es decir, como algo que merezca una remuneración económica. Es muy frecuente tener que “justificar” que la creación necesita de un soporte económico que permita al artista desarrollar esas obras que hacen sentir.

“Arte para vivir” es el lema que da sentido a mi vocación, lo digo muchas veces porque es así de verdad. No podría vivir sin él, sin lo que me aporta como artista y como persona. El arte me permite compartir aquello que siento o percibo del mundo que me rodea, del que desearía, de lo vivido y soñado. Poder verter mis emociones en un crisol donde se funden y toman forma para que pueda mirarlas de frente, aceptarlas y continuar adelante… Mis obras cuentan lo que no podemos expresar de otro modo, son silencios, risas, dolor, alegría, paz, soledad, amor, desesperación, encuentro, distancia… la vida misma y la esperanza que la mantiene. El arte me mantiene cuerda, me abraza siempre y recoge también lo que muchos no sabemos explicar… En cierto modo me sana, me da un respiro, me da energía, me dice que todo es posible, me permite todo el tiempo que necesite para encontrarme de nuevo, aislarme, respirar hondo, conectar conmigo para que otros conecten consigo mismos al verse en mis esculturas, mis cuadros, mis dibujos, mis textos. Si lo pensamos bien, el arte también forma parte de la vida de todos, aunque no sean conscientes. Creo que la música y la danza son dos artes que llevamos a flor de piel, cantamos y bailamos para expresarnos de una manera natural y no concebiríamos una celebración sin música ni baile, cantamos y bailamos solos con frecuencia (al menos yo). Disfrutar de las artes plásticas requiere un poco más de esfuerzo, hay que acercarse un poco más a ellas, a nuestro interior… pero la belleza de todo lo que nos rodea y percibimos con cada sentido es la manifestación artística de una realidad universal: “Arte para vivir”. En el momento que el arte llega a nuestra vida se quedará con nosotros hasta el último aliento. Esa es la maravilla.

Colección "Beso". Serie de 99 piezas numeradas.


El artista necesita adquirir conocimientos para encontrar el medio en el que expresarse, necesita reflexionar, evolucionar, desarrollar su obra, en definitiva: investigar. De esa investigación surgirán músicas, danzas, obras, historias, poemas, que nos sanarán el alma, que darán sentido a un desamor, a un reencuentro, a un adiós, a un nuevo latido esperanzado, a una alegría, a un reto por superar, a una meta alcanzada, a un error cometido, a una disculpa sincera, a un nuevo comienzo… ¿Qué precio ha de tener una medicina como esta? El arte es, por naturaleza, una luz que no puede esconderse, alumbra por igual a ricos y pobres, a niños o ancianos, a todo ser humano, generoso y con un valor difícil de calcular. No cuestionamos el precio de un profesional, pedimos presupuesto y si nos parece bien lo contratamos o no, dependiendo del trabajo a realizar, de las referencias que tengamos, de múltiples factores como su experiencia, su imagen, la necesidad que nos mueva… etc. Yo soy incapaz de regatear, lo reconozco, si no puedo pagar ahorro o busco otra opción, mi respeto al trabajo del otro es sagrado. Sé muy bien todo lo que se esconde detrás de la etiqueta que marca el precio de las cosas, de los servicios de todo profesional honrado y honesto, valoro su esfuerzo, capacidad, formación y entrega en aquello que desempeña u ofrece.

Repasando a mano una pieza en bronce.


El valor y el precio de las cosas no son lo mismo. Las ofertas surgen de una situación concreta y creo que siempre por una necesidad. El “Black Friday” surgió tras la crisis de 1929 en Estados Unidos para liberar el stock que no se había conseguido vender, adelantando las compras de Navidad y favoreciendo que las personas pudieran adquirir los productos a un precio mucho más bajo, eran ofertas de un día en las que todos ganaban. Ahora dura más de una semana y creo que genera un visión distorsionada de la realidad de la mayoría de comercios: da a entender que el resto del año se engaña al consumidor. Si analizáramos más de cerca lo que supone abrir una tienda o emprender un negocio, quizá cambiaríamos nuestra manera de ver las cosas y no esperaríamos a estas ofertas imposibles. Es totalmente aceptable que cada uno gestione sus productos y su stock de la manera que crea más conveniente, ¡faltaría más!, en mi caso, ofrezco puntualmente algunos descuentos en mis diseños ideAndo y mis tazas reversibles C'UP como agradecimiento o en fechas concretas. Estas líneas de diseño las desarrollé precisamente para ser más accesible y tener diseños exclusivos, tratados con el mimo de una serie numerada y para que otros establecimientos puedan incorporarlos a su catálogo. Dar visibilidad a mi creatividad y llegar a otro público es un reto apasionante, encontrar el equilibrio para seguir adelante es siempre una aventura.

Vivir del arte es otra historia y mantenerse a flote es un esfuerzo titánico… lo sé bien. No voy a entrar en detalles, pero quiero agradecer una vez más (nunca será suficiente) el apoyo de todos los que me han ayudado y ayudan a llegar hasta aquí, sin ellos no habría sido posible. Quiero decir, también una vez más, que poner precio a mis obras de arte es lo más difícil de todo, detrás de cada una hay innumerables horas dedicadas a concretar esa idea, materiales, gastos de local, de gasolina, tiempos y creatividad para hacer algo único, que conmueva, que exprese y haga sentir al espectador. Disfrutar de ellas en mis exposiciones es gratis, pero tenerlas en casa tiene ese precio tan difícil de poner, por eso creé mi Club Mecenas, ellos son los únicos que cuentan con ventajas en la adquisición de mis obras, en cada una de ellas hay un pedacito de mí y eso es un valor que las obras de arte no pueden convertir en precio. ¿Cuánto vale una emoción?

Diseños C'UP de colección. Arte para la mesa.


Arte para regalar” es la segunda parte del título de esta publicación, una afirmación que invita a barajar esta posibilidad en cualquier momento y por cualquier motivo, para sorprender, para premiarnos, para decir sin palabras lo que sentimos, para emocionarnos siempre al verlo, para vivir. Siempre quise compartir mi vocación con todo aquel que se acercara a conocer mi trabajo y lo hago de muchas formas distintas, cada una me ofrece un canal donde expresarme y cada faceta de mi creatividad se adapta a momentos únicos.

Solo quiero que regalar arte también sea una opción para ti.


¡Muchas gracias por tu tiempo! Ha sido un regalo para mí que hayas llegado hasta aquí.

#arteparavivir #artepararegalar #arte #creatividad #regalos #Navidad #diseño #escultura #pintura #dibujo #anahernando

C'UP

"C'UP Aire One"

C'UP

"C'UP Aire One"

Piezas de 13 cm de altura.  Vidrio y cajas artesanales. 100% Hecho en España. Tras su incorporación a la Colección Permanente del Museo del Diseño de Barcelona, he decidido convertir este diseño C'UP en pieza de colección. Stock limitado a las ya existentes. Presentación en caja transparente, con diseño a medida para garantizar su integridad durante el transporte. Se incluye certificado de autenticidad exclusivo.


Regala esta escultura para la mesa y sorprende con un diseño bello y funcional. No dudes en contactar para cualquier consulta.

Solo 30 disponibles.

Ver en tienda

Un poco más de actualidad...

Si quieres entender a un artista has de cambiar tu mirada y descubrir la suya
El arte en la empresa
28 de junio del 2022
Perderse en el museo.
18 de mayo del 2022
¿Quieres convertirte en mecenas?

Comparte más de cerca el día a día de mi proceso creativo y disfruta de todas las facilidades para adquirir mis creaciones.

Más información
©2022 Ana Hernando. Todos los derechos reservados | Aviso Legal